Escoger un armario para la habitación no es tarea fácil. Y no sólo nos estamos refiriendo al aspecto decorativo, sino que la estructura y equipamiento del espacio son factores fundamentales para acertar.

Las puertas son, en este sentido, una elección muy importante. Normalmente se escogen dependiendo del tipo de apertura que tengan, y de acuerdo con este detalle pueden ser de tres tipos: abatibles, correderas o plegables.

Si quieres saber qué puertas son las más adecuadas para tu próximo armario, sigue leyendo y toma buena nota de estos consejos:

– Puertas abatibles: El estilo que proporcionan a los ambientes es más bien clásico, aunque también las hay muy vanguardistas, como las de este ambiente. Las puertas con apertura abatible son más adecuadas para armarios pertenecientes a estancias grandes, ya que necesitan espacio por delante para poder abrirse. Esto significa que, si tu cama está a menos de un metro y medio del armario, es mejor que las descartes.

– Puertas correderas: Son cómodas, silenciosas y perfectas para estancias pequeñas, ya que no ocupan lugar cuando se abren. Las puertas correderas son la opción más moderna del mercado, y cada vez más usuarios las escogen. Eso sí: los armarios con puertas correderas suelen ser más caros que los de puertas abatibles.

– Puertas plegables: Estas puertas están algo obsoletas, aunque todavía es posible encontrar armarios que las llevan, como el de esta atractiva imagen. A menudo están hechas de PVC, aunque también las hay de madera, tableros, madera y cristal, y otras combinaciones.

Una de sus mayores ventajas es que los armarios que las llevan son más baratos, aunque estas puertas son también más endebles.